Síntomas de un embarazo

Cuáles son los síntomas de un embarazo

En muchas ocasiones se puede saber si una mujer está embarazada si se conocen los síntomas de un embarazo. Conocerlos es importante porque puede ayudar a comenzar con los cuidados antes de tener la confirmación oficial por parte del médico.

Los síntomas de un embarazo

Los primeros síntomas suelen aparecer aproximadamente tres semanas después de haberse producido la fecundación. Otro dato importante es que en cada mujer los síntomas pueden ser distintos, por lo que no se puede hacer un listado exacto que valga en todas las ocasiones.

Sangrado leve o aumento de flujo

El síntoma más obvio y que todas las mujeres conocen es la ausencia de menstruación. Además, en las primeras semanas el embarazo se pueden experimentar sangrados vaginales leves a lo largo del día. Es importante tener en cuenta que son bastante menos abundantes de lo que se sufre durante el periodo normal y que, además, suele durar entre uno y dos días.

No es un síntoma muy común ya que lo sufren 1 de cada 5 mujeres en las primeras semanas. Lo que es importante saber es que no tienen por qué ser malos para el bebé. No se conocen las causas del todo, pero lo habitual es que se deban a un ciclo menstrual residual, aunque también se pueden producir por una infección en el cuello del útero o en la zona vaginal.

Dolor de pechos o variación de la apariencia

Es uno de los síntomas más habituales en las mujeres embarazadas. Esto es debido a que las mamas son una de las partes de su cuerpo que más cambios sufre para llegar a su principal finalidad: alimentar al bebé.

Lo más normal es que durante las primeras semanas duela el pecho a la vez que se vuelve mucho más sensible y aumente el tamaño. Con el paso de los días irán cesando estos dolores llegando a desaparecer por completo a mitad del segundo trimestre.

Para evitar que estos dolores se conviertan en un problema en el día a día, lo mejor es utilizar sujetadores que se adecúen a las nuevas medidas.

Vómitos y náuseas

En torno al 60 % de las mujeres embarazadas las sufren durante las primeras semanas y se suele dar principalmente al levantarse.

Lo más normal es que estas molestias desaparezcan en torno a la semana número 13, que es cuando la hormona gonadotropina coriónica comienza a tener una producción inferior.

Más fatiga o sueño del habitual

Durante el primer trimestre es bastante frecuente que aumenten las ganas de dormir. Esto es debido a que los niveles de testosterona se triplican, lo que incita a tener más sueño de lo que es habitual.

Existen un gran número de síntomas de un embarazo y es importante conocerlos para adoptar las medidas necesarias para conseguir la mayor comodidad posible.